Miércoles, 18 Octubre 2017
 

El ozono es uno de los métodos más eficaces de oxidación/desinfección que existe, estando indicado para tratamientos de agua, productos industriales y aire.

Una de las principales diferencias frente a otros métodos es el total respeto al medio ambiente que se consigue al utilizarlo. Los contaminantes, olores, colores y microorganismos son directamente destruidos por el ozono sin dañar el producto tratado y sin dejar residuos.

En ciertos casos, para asegurar una alta calidad del agua utilizada, los métodos de tratamiento físico como floculación, filtración, adsorción, etc., no son suficientes para lograr el efecto deseado. El tratamiento con ozono es una alternativa mucho más ecológica y segura a tratamientos alternativos con agentes oxidantes como el cloro.

El proceso de generación del ozono es sencillo. El ozono se obtiene con generadores especiales a partir de gases que contienen oxígeno, a los que se les aplica una descarga eléctrica, generando así una corriente de alta tensión entre dos electrodos. Estos electrodos están separados por un dieléctrico y dos espacios de descarga por los que pasa un flujo de gas. Una parte de las moléculas del oxígeno del gas utilizado se disocian en el campo eléctrico y se asocian a moléculas de oxígeno liberadas, formando moléculas de ozono.

- Sustancias que se pueden oxidar con ozono:

  • CSB: Demanda de oxígeno producido por reacción química.
  • AOX: Compuestos orgánicos adsorbibles del halógeno.
  • NO2: Nitrito.
  • FE: Hierro.
  • Mn: Manganeso.
  • CN: Cianuro.
  • PSM: Pesticidas.
  • EDTA: Ethylenedinitrilotetraacetate, agente chelating.
  • NOX: Óxidos del Nitrógeno.
  • H2S: Sulfuro del hidrógeno, otras sustancias olorosas.
  • CKW: Hidrocarburos tratados con cloro.
  • PCA: Hidrocarburos aromáticos policíclicos.
  • Colorantes.
  • Productos farmacéuticos, EDCs.
  •  



    - Ventajas de usar sistemas de ozono:

  • Sin riesgo en el transporte. El ozono se produce solo donde y cuando se necesita.
  • Fácil de utilizar y seguro.
  • Bajos costes de mantenimiento.
  • Oxidante muy efectivo.
  • No produce sustancias residuales.

  • - Los efectos derivados del proceso de oxidación mediante ozono son:

  • Desinfección
  • Decoloración
  • Desodorización
  • Mejora de la DQO y DBO
  • Optimización de la filtración y floculación
  • Oxidación de elementos inestables (Fe, Mn, etc.)


  • Los equipos generadores de ozono son unidades compactas, perfectamente ensambladas y listas para producir ozono de forma económica desde oxigeno. Los niveles de producción de ozono pueden ser ajustados entre un rango de valores para conseguir la aplicación requerida.
    Los valores técnicos más importantes del equipo están parametrizados en el monitor, para asegurar una correcta y fiable manipulación del mismo.

    Empresa certificada en ISO 9001
     
    SEFILTRA, S.A. Todos los derechos reservados. © | Aviso legal | Diseño web: Emred.com